domingo, 24 de noviembre de 2013

ABUELOS

Cuando decimos la palabra abuelo, queremos decir tantas cosas... son tantos los sentimientos que nos despierta su presencia...
Los padres de nuestros padres son testigos de un pasado que no nos llegamos siquiera a imaginar y que no terminan de adaptarse a nuestro presente.
Cada vez son más necesarios en las familias en las que los tiempos actuales les ha apretado el cinturón, sin embargo, cada vez son menos considerados y tratados con el cariño que se merecen.
Nuestras existencia acomodada se ha desecho de saberes necesarios en el pasado, tiempo en que debían ser autosuficientes para sobrevivir, por ello escucharlos significa ser depositarios del enorme tesoro que es su saber.
Desde este blog no cabe otra que hacerle un especial homenaje a tantos abuelos (los que fueron, son y serán) por su importante papel construyendo todo lo que somos.



 Las primeras fotos y dagerrotipos eran en madera o cartón
 El abolengo de las fotos antiguas ya no volverá. Esas bellas ropas y esas miradas perdidas nos hacen pensar... nuestros tatarabuelos vivieron mejor que nuestros abuelos y nuestros padres mejor que éstos... ¿Qué nos tocará a nosotros?
 Esta foto donada por la familia de Antonio Riejos parece representar a la madre de su mujer, María.
 Los retratos en color eran en principio pinturas o retoques de color de fotos en blanco y negro. Todos tenemos una pintura "a color" de aquella época en alguna caja de los membrillos o algún cajón de la "cómoda".
 El bisabuelo de Mari carmen Carmona, quien nos ha ofrecido bastantes tesoros fotográficos.
 El rigor de la vida de nuestros abuelos se refleja en sus curtidas caras y sus aspectos que representaban muchos más años de los que tenían.
 Abuela "la de las Callejas" como le llamaba mi madre de pequeña, era Ana Bertolet Cordero y conocida en el pueblo como "Anita La Benita".
 Las austeras ropas de hombres y mujeres son símbolos de su fuerza y tesón. Todo un ejemplo de superación.
 Como vimos en la foto anteriror, Guardar luto era costumbre de rigor durante toda la vida pues la religiosidad y moral de la época obligaba a llevar ropa negra cuando algún familiar fenecía. Aquí la señal de luto en la chaqueta de Antonio Naranjo Rodríguez, padre de Antonio Naranjo González, padre de Mari Ángeles Naranjo Escriche.
 Todos recordamos millones de anécdotas junto a nuestros abuelos y abuelas. ¿Recordáis a Baltasar Sánchez? Enorme su parecido con sus hijos Ricardo y Emilio. Aquí junto al pequeño José Sánchez Delis.
 En esta foto los bisabuelos de Mari Carmen Carmona.
 El luto embargaba las celebraciones. Aquí Francisca Cruz Rodríguez, hermana de mi abuela María casándose de negro.
 LAs fotos del servicio militar de los bisabuelos y abuelos son un clásico. Antes el servicio militar era por muy largo tiempo. Muchos combatieron en el Rift durante la Marcha Verde de la Guerra de Marruecos.
 Mi bisabuela Villadiego Rodríguez Lorenzo, abuela de mi madre, en una clásica pose de estudio.
 Otra manera de tener siempre presente a nuestros familiares eran guardar sus fotos en un camafeo al cuello. Aquí mi bisabuelo Enrique Cruz Arroyo, muy parecido a sus hijos Antonio y Alonso.
 Mi familia es bastante larga, como todo el mundo sabe en Peñaflor y hay ocasiones en que podemos juntarnos casi todos, como la Navidad. Aquí Mi bisabuela Balbina Dantas Cano rodeada de hijos y nietos en los años 60s.
Los cumpleaños son buenas ocasiones para celebrar no solo los años sino la unión familiar y poder disfrutar de nuestros mayores. Aquí mi bisabuela Balbina Dantas en su cumpleaños rodeada de las mellizas Ana y loli Parra y los mellizos Lorenzo y Antonio Fernández a ambos lados (nietos), Juan Parra, Miguel Fernández (nietos), Teresa Fernández Dantas (su hija), Paqui y Tere Fdez. (nietas), Lorenzo Parra (su yerno), Loli Fdez Danta y Balbina Fdez Danta (hija y mi abuela) Paco Pérez (yerno) y Sebastián Sánchez (nieto)

Por todo ello, esta gran entrada es un homenaje a esas personas que habiendo vivido tantos duros momentos aún tienen fuerzas para tratarnos con todo el cariño. Gracias por exitir, abuelos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario