Otros idiomas/ Other languages

domingo, 19 de noviembre de 2017

Aquellas reuniones con D. José

Mucho hemos hablado del carisma de aquel cura de pueblo de los 70's que consiguió que aún hoy se siga hablando de su buen hacer con nuestro pueblo y nuestra gente. Siempre estaba rodeado, sobre todo de niños, que le acompañaban en sus eternos paseos por el río o la estación, a Almenara o la ermita. También instauró la celebración de la fiesta de los zapateros (gremio que fue muy importante en Peñaflor) y la del día de la discapacidad, que solía celebrar reuniéndolos a todos en torno a una comida que solía hacerse en la ermita o Almenara. La fecha del día nacional de la discapacidad era el 16 de octubre, aunque desde 1992 se acordó que internacionalmente fuese el 3 de diciembre.
Aquí en los años 70´s en una extensa reunión en los aledaños de la ermita están entre otros: Sebastián "el manco" (que vivía en el castillo), Cristóbal Bajo, Jose Antonio "Machío", José Reina, Juanito Fuentes "el del kiosco", D. José Sánchez Orge "el cura", Alonso Doblado, Cesáreo Gómez, Pepe Riejos, Angustias Delgado, los hermanos Dionisio y Sebastián García "los Severianos", tras estos está Juan José Toribio y muchos niños, niñas y mujeres que se arremolinaban en torno a esa gran convivencia

Esta foto de magnífico enfoque recoge un momento entre risas de días como aquellos de convivencia en la ermita en los 70s. Están: Sebastián García, el niño Francisco Lopera atrás, Cristóbal Bajo (sacristán), Polonio (el cartero), Juanito Fuentes Clavijo (del kiosco), Ceráreo Gómez (del kiosco) y Fernando López (zapatero).

Gracias a Juan Recio y Mari Carmen Fuentes por estas incomparables fotos.


domingo, 12 de noviembre de 2017

El Kiosco de Juanito

Todos recordamos lo entrañable de aquellos Kioscos frente a la estación, con el más auténtico sabor a cantina de pueblo. Hubo varios, pero el que permaneció por más tiempo y el más llamativo era el que ostentaba Juanito Fuentes. Seguro que también recordaréis que siempre tenía pájaros cantando en su pequeño kiosco que él mismo criaba a mano. Allí, en el pequeño porche que los resguardaba, se conversaba, se leía el periódico y sobre todo se discutía de toros y fútbol entre risas. Juanito era muy sevillista, como mi abuelo Manolo Domínguez Mármol (a la derecha de la tercera foto). Aún recuerdo los olores de la bebida y el ambiente cuando iba a comprar alguna chuchería o a echar alguna quiniela para mi padre o abuelo.
Tres incomparables fotos sobre el Kiosco de Juanito nos brinda Juan Recio y Mari Carmen Fuentes que también aparecen en las fotos. Espero que las disfruten.

En los 70s están dentro del kiosco: Antonio Fuentes, Juan León (Paloma), Paco Fuentes, Antonio Martín, Pepe León (hermano de Juan) y Juanito.

Esto otra genuina foto reune a: Juan García, Andrés "del médico", Manolo García, Mari Carmen Fuentes y su hermano Juanito sirviendo en el kiosco, Pedro Huelva y el cuñado de Andrés.

En esta foto, ya en color están: Isidoro Rubio "El Taxista", Juanito, José Riejos Molina y Juan Recio en la barra del kiosco, mi abuelo Manolo Domínguez Mármol "Caracoles" y Antonio Martín.

En una entrada anterior comentábamos los kiosco que allí existían:
De bebida era el de Juan Cruz (que iba en silla de ruedas) en el que se vendían bebidas. Allí se escuchaba la voz del pastor Alfredo que le gritaba a Juan: "¡Prepara un penalti a punto de tirarlo!" (refiriéndose a que le sirviese una "Pepa" de vino).
Mas a la derecha Juanito Fuentes vendía chucherías y quinielas. Mas tarde cuando el otro Juan ya no estaba amplió él su kiosco y al lado suya siempre estaba su cuñado Pepe León "Paloma" o el hermano de Juanito, Antonio Fuentes y su mujer.
A continuación de éstos, otro kiosco lo ocupaba una familia de Palma que montó una churrería.
Con el tiempo se montó fuera de éstos un puesto portátil de Helados que llevaba la familia Espino, también Charo Campos Carmona y su madre que hacía el helado y luego Francisco Ortiz "El Culeca".
Para recordar más sobre los Kioscos y su entrono en la plaza de la Estación hacer click aquí: 

domingo, 5 de noviembre de 2017

El Día de Almenara V

Como cada año, nos siguen llegando fotos de ese grandioso día para Peñaflor y su gente. Las reuniones entre familia y amigos la hacen una fecha señalada en el calendario, así como el contacto con la naturaleza de la finca Almenara. Es de agradecer que se pueda conservar esa tradición gracias a su dueño y a que todos la hagamos posible, desde los servicios municipales hasta la última persona que acuda a disfrutar.
En esta bonita estampa de noviembre de 1969, podemos ver entre otros a: Antonio García Márquez, Francisca Márquez, el hermano de ésta, Salvador León, Chari (Priorato), Antonio Franco e Isabel Rodríguez (su mujer), Manolito Rodríguez y Esperanza Franco. Abajo sostiene al bebé Lupe García Márquez.

Aquí el día de Todos los Santos de principio de los 70's están, montadas en una bonita moto mobylette de la época, Encarna Rodríguez al manillar y tras ella Francisca Franco.
Los jóvenes también hacían sus reuniones y se divertían con motos, paseos en burros, y juegos. Este año se ha optado por no dejar pasar a motos y quads, que estaban afectando a la propia tradición.

Otra foto típica es la visita a la fuente de Almenara y su paso de una zona a otra de la finca. En los años 70s están: Pepe González, Alonso Rosa, Mari Carmen Fuentes, Mari García con la mano en el pañuelo, Manoli Doblado y Manolita Rosa.

Muy agradecido a las familias Franco Rodríguez y Recio Fuentes por éstas y otras bellas aportaciones. 

Por supuesto, no dudéis en aportar vuestras fotos de este día tanto antiguas como actuales, pues pronto serán también parte de nuestros bonitos recuerdos.

domingo, 29 de octubre de 2017

La Adoración Nocturna

Esta práctica con gran deboción en el pasado reciente de Peñaflor es en realidad una asociación de fieles que, como su nombre indica, dedican un tiempo de vigilia nocturna a la adoración de la figura de Dios sacramentado como símbolo de espiritualidad, agradecimiento, devoción y sacrificio.
Fue fundada en España, en el año 1877, y llega a nuestra nación gracias a D. Luis de Trelles y Noguerol que, habiendo conocido la Adoración Nocturna en Francia, se propone traer esta devoción a Jesús Sacramentado a España.
Se celebrará la primera Vigilia, en Madrid, en la noche del 3 de noviembre de 1877, en la Iglesia de los Padre Capuchinos del Prado.
Actualmente la Iglesia de San Hermenegildo es la sede de la Adoración Nocturna Española de la Archidiócesis de Sevilla.

En Peñaflor se recuerda como varios grupos de personas se turnaban durante días señalados de vigilia para cumplir con oración ininterrumpido. Existía por entonces una Hermandad propia con el nombre del Santo Sacramento, hoy en día integrada dentro de la Hermandad de Nuestra Sra. de Villadiego, como ocurre con muchas otras integradas ya dentro de la Hemandad de Jesús Nazareno como el Santo Entierro, La Soledad, La Virgen de los Dolores y los Santos Mártires.
En 1968, al comienzo de la Adoración Nocturna en la Ermita de Villadiego están, de pie: Eduardo Meléndez, uno de los guardias de Peñaflor, Manuel Meléndez, Carmelo González, Joaquín Fernández, Pepe Pérez, D. José "El Cura", Juanito Palomo, Manolo Fernández, Jesús Mendoza "El Droguero", Antonio Ruibérriz, Antonio Fernández "Lorilla" y el otro guardia era el Comandante de puesto de Peñaflor, Pedro Sánchez Moro.
Agachados: Juan Pedro, Felipe Bayas "El Ditero", Eduardo Sánchez, Pepito Carrera, Pepito López, el maestro D. Miguel Tallón y Cristóbal Bajo


En torno a esa misión religiosa se daban reuniones que muchos recuerdan, donde se hablaba, debatía... Mi padre la recuerda en su etapa de monaguillo por los años 60s, cuando mucha gente se reunía en la iglesia y sobre todo en la sacristía alrededor de una copa de picón y unas mesas que traían, en las horas antes de comenzar, Rafael Fernández y los propios monaguillos de la parroquia .

domingo, 22 de octubre de 2017

"Operación Pelote"

Con este curioso nombre se conoció al proyecto de catalogación de restos arqueológicos que se propusieron realizar una serie de personas que amaban nuestra cultura allá por 1961. Muchos de aquellos restos fueron reunidos en el jardín e interior de la Ermita de Villadiego. El nombre posiblemente se debiese a cómo se denomina en nuestros contornos a las piedras de gran tamaño, muy común cuando hablamos de restos arqueológicos como columnas, sillares, etc.
Tras esta "Operación Pelote" se dio allí, en la ermita, un robo que hizo desaparecer muchas de las piezas.
En esta foto cedida por Cristóbal Bajo se encuentran, arriba de pie: Felipe "El Ditero" y Cristóbal Bajo.
Sentados: Pepe López, Manolo (de Alonsito), D. José (Sacerdote), Antonio Ruiberriz, Manuel Meléndez. 

En la actualidad ha habido iniciativas de retomar esta catalogación que nunca dejará de actualizarse, dada la cantidad de restos y patrimonio que tiene nuestro término municipal. El expolio es el gran enemigo en cuanto a no llegar a conocer nuestro pasado. Una historia que nos pertenece a todos.

Para haceros una idea de lo que se puede estar perdiendo ahora mismo de nuestra historia, el Fondo Ricardo Marsal Monzón, que por suerte ha sido recuperado en actuaciones para el conocimiento, la conservación y el estudio de dicho fondo por la Junta de Andalucía.

Podéis maravillaros en el siguiente enlace:
http://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/Marsalfinal.pdf 
Buscad dentro la palabra clave "Peñaflor" para ir a restos de nuestro pueblo.

Seguro que a todos ustedes os gustaría ver alguna vez musealizados todos esos restos, aunque sea de manera temporal, lo que haría que todos tomemos conciencia de la importancia de nuestra tierra en otro tiempo y de la importancia de la conservación de su patrimonio que podría ser generador de turismo, cultura, economía y empleo.
 

domingo, 15 de octubre de 2017

El Pósito: Granero Municipal, Cárcel, Ayuntamiento...

Peñaflor ha vivido varios momentos de esplendor a lo largo de su historia, pero uno de los mayores fue en el siglo XVIII, cuando la economía se volvió a basar en la agricultura, fuente de nuestra riqueza local. Entonces, nuestras calles y plazas se embellecieron con el señorío de las casas palacio y se remodeló la visión general de la localidad. También son de esta época edificios tan singulares como la Casa Cilla, el Convento de San Luis del Monte, adosado a lo que antes era solo la Ermita de Jesús Nazareno o la remodelación de la Ermita de Ntra. Sra. de la Encarnación. A estos edificios religiosos se le une el esplendor de los civiles, como uno de nuestros más singulares edificios: El Pósito. Actualmente nadie adivinaría la función para la que fue concebido, siendo el espacio actual donde conviven la Biblioteca Municipal y el Archivo Municipal, así como la sala de Exposiciones. Sin embargo, la necesidad de la administración local y la creciente riqueza de la época, lo concibió como granero municipal.

Dibujo original de Antonio Caballero de la alzada del proyecto original

La vista actual del edificio no se parece mucho al edificio que concibió Antonio Caballero, aunque su uso si fue el proyectado durante muchos años: Pósito y cárcel municipal además de otras dependencias administrativas como matadero, carnicerías, almacenes, casas capitulares, etc.

En el Portal de Archivos Españoles (PARES) podemos encontrar referencias sobre algunos documentos que hablan de su uso como uno en concreto que habla de "Petición realizada por el concejo, justicia y regimiento de la villa de Peñaflor (Sevilla) para que se le conceda licencia y facultad para el uso del arbitrio de 600 fanegas de trigo del pósito y arrendamiento del pasto." fechacho en el año 1730.

Fotografía del plano original del pósito del afamado Antonio Caballero que se conserva actualmente en la sala superior del propio pósito- biblioteca. 

Fotografía del pósito desde la torre campanario de la Parroquia de San Pedro Apóstol de los años 90s.
Fotografía de la antigua casa de la cultura con sus llamativas bóvedas de lunetos cuatripartidas. Principio de los 90s

Plano original firmado por Antonio de Figueroa datado el 15 de febrero de 1780, para la construcción de la nueva iglesia (la actual) sobre el plano de los cimientos de la antigua parroquia mudéjar. A la derecha puede verse la situación del solar de lo que iba a ser el pósito municipal, aun sin construir.

Resulta llamativo a quien lo visita completamente las dimensiones y estructuras que lo forman, notando las distintas alturas que se van sucediendo comforme rodeas por sus pasillos el edificio desde sus semisótanos, patio, biblioteca, sala de exposiciones y planta alta y archivo municipal.

Reconstrucción propia del plano original con la reseña y aclaración.

Interior de la parte superior del edificio, hoy ocupado por una sala de la biblioteca.

Tras la remodelación y modernización del antiguo edificio se instaló un sofisticado ascensor en el patio central que permite observar bellas vistas de la parroquia de San Pedro Apóstol y su entorno.

Una foto emblema de nuestro pueblo con la zona BIC por excelencia, en la Plaza de España  con el ayuntamiento, Casa de la Cultura-Biblioteca e Iglesia de San Pedro Apóstol.

Estas tres últimas fotos están extraídas de la web de Turismo y cultura de Peñaflor. Para saber más sobre nuestro emblemático edificio clickar aquí.

Conocer la historia de nuestro pueblo es sentirlo y aprender a amarlo pues Peñaflor es como es por cada uno de nosotros y a la vez nosotros somos como somos por nuestro pueblo, su historia y circunstancias. Por eso somos únicos.


jueves, 12 de octubre de 2017

Hoy día de la Hispanidad y El Pilar

En estos tiempos que corren un día como el hoy simboliza muchas cosas. Por eso desde aquí queremos reconocer la labor de todas las fuerzas del estado que velan por la seguridad y el orden, garantizando que siga adelante nuestro estado de derecho democrático.
Os recuerdo algunas de las fotos en las que aparecen nuestros vecinos en su papel como Guardias Civiles en el día de su patrona la Virgen del Pilar:








domingo, 8 de octubre de 2017

Más que amigos

¡Cómo pasa el tiempo! Sí, pero no para las amistades verdaderas. Esas son atemporales, y por mucho que pasen los meses y los años sin que nos veamos, al hacerlo es como si hubiese sido ayer mismo y volvemos a retomarlas con el mismo cariño.
Son esas amistades de la infancia que nos acompañan a lo largo de toda la vida, compartiendo momentos importantes, anécdotas, confidencias y muchas alegrías. Las fiestas, celebraciones y reuniones son una excusa para volver a abrazar a un amigo o amiga de verdad.
Aquí una muestra de ello:

Rafael Moya, Salvador Torres, Manuel Bolancé, Manuel Lopera, Andrés Gallego, "Serenillo", Diego García, "Lete" y Antonio Franco. 

En la feria de 1973 están: 
Juan Iglesias, Paco Moreno, Antonio Sánchez, Salvador Torres y Pepe Cabrera.


Salvador Torres, Diego García (Hermano de Antonio García"El Priorato") y "Lete" en la feria de Peñaflor de 1974. 

Aquí en una de tantas aventuras con las motos (Guzzi, Derbis, Mobylettes, Gimsom, Bultaco y otras tantas de la época), están: Vicente Torres, Pepe Antúnez, Manuel García "Gaseosa" y Salvador Torres.

Seguro que hay muchas fotos de amigos y amigas por descubrir, sobre todo ahora que se va acercando uno de nuestros días grandes, "El día de Almenara".


domingo, 1 de octubre de 2017

Se nos hacen mayores...

"¡Se nos hacen mayores...!" es la frase típica que se escucha en las casas de familias que, casi sin querer, ven que aquellos niños que llenaban de ruido y cariño se han hecho adultos y pronto forman sus propias familias.
Con la vuelta al cole, vemos como cambian y cómo sus ropas, sus juguetes y entretenimientos, incluso su forma de comportarse los transforman en lo que son ahora. Dice mi madre que a veces le gustaría tenernos de nuevo en su regazo, pero... la rueda no deja de rodar.
Cosas del destino, a veces ocurren casualidades maravillosas: Me acabo de encontrar en mi trabajo nuevo como maestro, con antiguas maestras mías. Qué paradoja y a la vez que sensación más potente para ambos!

Precisamente porque al comienzo de cada curso nos damos cuenta de cómo han crecido nuestros hijos e hijas, aquí os traigo alguna muestra de ello. Tres fotos que nos cede Francisca Cruz ¿Los reconocéis?:
En el curso 1992/1993: Arriba Rafael Ramos, Carmen Carrillo, la maestra Sabina López, Rocío Medina, Dunia Caño, Laura Torres.
Segunda fila: Ángel Peligro, Óscar Villarino, José Carranza "Macario", Julio Naranjo, María Cuesta Benjumea, Fátima Rosa, Ana doblado, Luna Rodríguez.
Tercera Fila: Rafael Ruiz "Cartero", Juanjo Recio, Rosi Maldonado, Susana Lopera, Ana Mª López, Nuria Álvarez y Loli Sánchez.
Cuarta fila: Mercedes Martín, Indalecio Tellez, Alberto Aguilar, Francisco Fernández "Chiqui", Benjamín Fernández, Mª José Fernández y Francisco Sánchez Galindo.

Guardería junio 1993 / Clase de Mª Carmen
Arriba: Antonio Ramírez, __ Sánchez, María Naranjo, Guadalupe Bello, Sonia, Francisco Sepúlveda.
Segunda fila: David León, Mireia Giráldez, Julio Viñuela, Yose Bolancé, Mª Jesús López, Francisco Torres.
Tercera fila: Sebastián Buenafuente, Rubén López, __ y Ángel Invernon  

Al ver a vuestros hijos recordaréis vuestra época de juventud en la escuela y tantas anécdotas y momentos memorables. Aquí os traigo precisamente una foto de la generación anterior a la de las fotos anteriores, la de sus padres también en el colegio Pedro Parias de Peñaflor.

Curso año 1971:
Ana Rosa, Dolores Álvarez, Francisca Cruz, Antonia Osuna, Asunción Carrillo, Mª Sebastiana Fernández, Mari Molero, Chari Moreno, Ana Riejos, Toribio Carrillo, Rafael Selfa, Antonio Carranza, Paco Naranjo, Antonio Toribio Fernández y Diego Caro.


domingo, 24 de septiembre de 2017

Con cara de Monaguillos pillos

Aunque siempre ha habido niños que se han acercado más a la vida en la iglesia y a lo religioso, hoy en día no es ni la sombra de lo que antaño se veía en nuestra iglesia y en la plaza y alrededores. Muchos niños participaban activamente en la vida de la iglesia en su papel de monaguillos.
No solo lo hacían en las celebraciones, como es el mayor caso de hoy en día, sino que incluso tenían como obligación tocar las campanas, al menos las de las 12 de la mañana, por lo que, como mi padre, salían del colegio para desempeñar esa y otras labores.
Muchos miembros de mi familia lo fueron, sobre todo con el impulso que le dio al pueblo y su gente el sacerdote D. José Sánchez Orge, al que a pesar de los años y la venida de otras sacerdotes aún se habla de su buen hacer. Incluso fue el partícipe de muchas vocaciones de nuevos seminaristas. Luego vinieron como párrocos D. Eugenio, D. Ramón, D. Marcelino, D. Javier, D. Alberto y ahora D. José Mª.

En los 80s y 90s los monaguillos eran numerosos también y la mayoría de ellos empezaban muy pequeños y se hacían mayores con la sotana.

En esta ocasión Manuel Genicio Muñoz nos regala esta estampa para el recuerdo:

En los años 80s están, un Domingo de Ramos:
-Fila de arriba:
Antonio Muñoz, Miguel "Remache", Antonio "Pantera", Manuel "Chirolo", Juan Diego Garcia y José Sánchez Doblado.
-Fila segunda:
Francisco Sánchez Doblado, José Muñoz, Javi Bajo (hijo de cristobal) y Rogelio García.
-Fila de abajo:
Manuel Jesús Muñoz, Francisco Álvarez "Pajarito", Manuel Genicio "Patrana", Álvaro García, Hipólito Carranza y Miguel Morales.
Para apreciar la diferencia con la foto anterior, y más aún con la actualidad, os traigo esta magnífica foto de los niños que formaban parte de "Los Reparadores" que iban a ejercer como monaguillos a las puertas de la parroquia con sus maestros. Finales de los 50s.

Y al hilo de la labor de D. José "el cura" en la vida de Peñaflor y sobre todo en las nuevas vocaciones en seminaristas, nuestro amigo Rafael Velasco Riejos nos ofrece esta otra foto y su valiosa información:

De pie y de izquierda a derecha (indicado con S= seminarista):
Juan Copete Carmona (S), Jesús Tallón (S), el chiquillo que está delante es Francisco Lopera que ya hacía sus pinitos como monaguillo, a continuación Juanito (S) (de la familia de los Santos); Enrique Rosado Cruz "Riotinto" (S). A continuación, D. José, Francisco Sánchez (S), Francisco Bajo Largo (S) y Manuel Escudero (S), muchos de ellos ya fallecidos.
Agachados o sentados, de izquierda a derecha: José Luis Parra, Eduardo Meléndez, Rafael Velasco (S), Pedro Luis Meléndez (S), Felipe Vilchez (S) (hijo de un guardia, que se trasladó a Sevilla para que sus hijos estudiaran) y Rafael Meléndez (S).

Y el mismo Rafael Velasco nos cuenta:
Serían los años 1963-64 cuando hubo un boom del número de seminaristas en Peñaflor. Pudo deberse a la puesta en funcionamiento del Seminario menor de "Santa Mª de los Ángeles" en Hornachuelos, para los que se inclinaban por Córdoba y el de Pilas para los que preferían Sevilla, como fue el caso de Rafael Velasco. La inauguración del de Pilas, a principios de los sesenta, fue tan sonada que conllevó hasta el rodaje de una película a nivel nacional de José Luis Ozores, Enma Penella.... que se tituló "Alegre Juventud", sobre los amores de un seminarista.

Realmente estos seminarios se crearon con una mentalidad diferente a como habían funcionado antes: con mucha más apertura. Los seminaristas debían participar más integrados en la sociedad en grupos como los Scout, o colaborando en temas de ayuda a gentes, etc...
En el caso de Peñaflor tuvieron "el terreno abonado" en la persona de D. José, que no solo buscaba los medios económicos (becas de señores particulares como Dª Enriqueta de la Cova) sino que siempre los animaba diciéndoles que probaran, con esa frase que aún recuerda bien: "Antes que un mal cura prefiero personas de bien y buenos padres de familia..." 
Al final, muchos de los que comenzaron de Peñaflor no llegaron a ejercer el sacerdocio o, si lo hizo, fue por poco tiempo, pero todos recordarán aquella época como muy positiva, con una formación humanística de lo mejor que se podría conseguir en España en aquella época: académica, deportiva, artística, habilidades sociales...

Estos y muchos otros recuerdos y anécdotas forman parte de esa historia no escrita de nuestro pueblo, incluso más valiosa aun y solo ustedes pueden ofrecernos fotos e historias como éstas.