Otros idiomas/ Other languages

domingo, 16 de septiembre de 2018

La Cooperativa del pan de Peñaflor

Ya hablamos hace tiempo sobre la tradición panadera de Peñaflor, afamada por su forma artesanal de elaboración y el sabor inconfundible del pan de pueblo.
Mucho se habla hoy de la calidad del pan industrial y los beneficios que tenía el pan de leña que, a parte de ser mucho más saludable, su proceso de fermentación era mucho más lento y con él su conservación. Se podía comer varios días después y eso era fundamental para los trabajadores del campo, los cortijos y las propias casas de los trabajadores.
Pues en Peñaflor hubo y hay buenos panaderos como Rosenda y Jose Luis y Paco "Pan de Rosenda", Eduardo y Antonio González "El Trillo", Juan Bautista Riejos "El Conejo", Antonio Gálvez "El Pollito"... que con el tiempo derivaron en una panificadora común en forma de cooperativa que los modernizó definitivamente.
Aquí os traigo alguna de las fotos que demuestran el buen ambiente y buen hacer de sus trabajadores de aquella época en los años 60's:
En esta espectacular estampa los panaderos de Peñaflor trabajan mano a mano en la cooperativa. Podemos ver a Antonio Peligro, Antonio González "Trillo" y Eduardo González "Trillo", Antonio Mallén "Pollito" y Antonio Gálvez, Manuel López "Jarapo", Román Ortiz "de la Morería", entre otros. 

Aquí Juan Recio esperando que saliera el pan del horno, mientras Manuel López Doblado sostiene una barras de pan para meterlas al horno y Antonio Peligro maneja la pala para sacar el pan del fondo. Bastante faena tienen en las estanterías repletas de panes elaborados por sus manos dispuestos a ser dorados a fuego lento.


Con un mulo repartían el pan los más jóvenes por las calles y cortijos. Aquí están Manuel López Doblado abajo y Macedonio López sobre el animal.
Gracias a Toñi Vivas por cedernos estas impagables imágenes para que todos podamos volver a recordar aquel embriagador olor del pan de obrador.

sábado, 8 de septiembre de 2018

Empezando la campaña, terminando otras: El campo

Ahora que llega septiembre, en los pueblos como el nuestro, se empieza a mover la gente, las cuadrillas, las cosechas de almendra y otras, y el preparado de las tierras, arado, abonado y siembra de muchas variedades de cereal, fruta y demás...
Ahora nos acordamos de las duras jornadas al tórrido sol del verano en la campaña de la cebolla, la patata, la sandía, melones... y antiguamente más en la remolacha, y el algodón.
Al ser un pueblo ligado a la tierra, es nuestra prosperidad ver numerosas cuadrillas de hombres y mujeres esperando al amanecer en "el llano", para ir juntos a trabajar a todo el término de Peñaflor y fuera de él.
Antes la gente iba incluso andando hasta donde estaba el trabajo, con lo que implicaba regresar exhausto del trabajo de todo el día y hacer una caminata de kilómetros. Luego llegaron las motos que facilitaron un poco el camino, aunque los días de lluvia era otro cantar.
Aquí os traigo una foto típica de la recogida a mano del algodón en el costal por las habilidosas manos de hombres, pero sobre todo de mujeres. Debían tener una dureza en sus dedos dados los pinchazos que daban la flor seca en la recogida, los "cascabuyos". El sueldo se ganaba según los kilos recogidos, por lo que participaba toda la familia, incluidos los niños. Aunque fuera poco, todo contribuía.
Arriba sonriente, en la recogida del algodón a mano, manuela Villarino, madre de Maria José Rivera Villarino, quien nos ofrece esta bonita foto. Los fotógrafos de los 70's solían pasarse por las cuadrillas a hacer fotos y así "ganarse también el pan".

Icónica foto de los 60's en adelante en nuestros campos: Los trabajadores en la recogida del algodón a mano y sus motos (Guzzi, Derbis, Mobylettes, Gimsom, Bultaco, Puch y otras tantas de la época) aparcadas para ir y venir de los "tajos".

Megido: Pasión por el fútbol con esencia de Peñaflor

A raiz de una iniciativa de la red social twitter y en concreto del presentador y gamer Iker Jiménez, se ha reavivado la figura de este mítico futbolista (su mayor ídolo) en lo que han denominado "Retro-fútbol de Iker", (lo podeís ver pinchando sobre el nombre) jugando partidas de fútbol virtual con míticos equipos y jugadores de los 80's.
En nuestro caso, el interés nos lo da este jugador Alfredo Megido Sánchez que nació en Peñaflor, más concretamente en la Mina "la Preciosa" donde trabajaban sus padres el día 2 de octubre de 1952.
Poco tiempo después se traslada a Avilés donde se inició en las categorías inferiores del C. D. Ensidesa y con diecinueve años dio el salto a Primera División con el Real Sporting de Gijón, donde jugó cuatro temporadas.Allí anotó el gol n.º 500 del club en la máxima categoría en un partido precisamente contra el Real Madrid C. F. disputado en el estadio Santiago Bernabéu. (¡¡Metió los dos goles de un sorprendente 2-2!!).


Era muy difícil quitarle el balón. En ese tiempo tocaba en un grupo moderno llamado Deep Sound (Sonido Profundo).

Deslumbró a propios y extraños y formó parte de "Los Temibles" delantera de los setenta compuesta, ni más ni menos, por Churuca y Quini.


El presidente del madrid, Bernabéu, dijo que Megido había tenido un poco de suerte, y el rebelde jugador respondió a los medios poco menos que " El presidente del Real Madrid está un poco gagá y no entiende de fútbol". Eso le condenó..

Posteriormente, militó en el Granada C. F. 
Nueve mil personas vieron su primer entrenamiento en Granada. "Las mujeres suspiraban por él"


Tras el descenso del equipo granadino, jugó con el Real Betis Balompié en dos etapas —en la primera de ellas se proclamó campeón de la Copa del Rey en 1977 en una final frente al Athletic Club—, con un paso intermedio por el Girondins de Burdeos de la Liga francesa.


Foto de inicio de la final de la copa del Rey 77, donde fue campeón. Se reconoce facilmente por su imponente cabellera rizada.

Megido se convierte en icono en el Betis. Su cabellera y bigote pegan con la elástica verdiblanca.

"El Andaluz Errante" es fichado por el Girondins de Burdeos. En aquella época esto era algo propio de extraterrestres. Harto de sus polémicas allí se fue y maravilló a los galos con sus goles. En la foto, con el paquete de tabaco y el chandal.
A continuación, fichó por el C. D. Málaga en la temporada 79/80 realizó alguna de las exhibiciones más extraordinarias de su carrera. El cambio de ritmo de Megido destrozaba a los rivales... Fue máximo goleador en el Málaga.



Finalmente  pasó por el Hércules C. F., que desembolsó una gran cantidad de dinero por él. Allí fue donde abandonó la práctica del fútbol con solo 30 años.
En un cromo masterizado y con un claro retoque para colocar su icónica cabellera en la elástica del Hércules C. F.

Aquí en una entrevista tras un partido. Siempre fue claro y sincero. Quizá eso jugó en su contra a veces.

Cuajó una excelente temporada, siguiendo deslumbrando a todos.

Cromo de Megido que se vende en Todocolección. Todo un icono de nuestro fútbol antiguo y nuestra pasión por el deporte rey.

Con la selección debutó el 5 de febrero de 1975, durante un encuentro contra Escocia en el estadio Luis Casanova. Además, en un solo partido fue determinante, al lograr marcar el único gol de España, que supuso el 1-1 con el que concluyó el partido. ¡Vaya Crack!

"Kubala, el entrenador, mirando las manecillas del reloj, llama al "Enfant Terrible", como lo llamaban en su paso por Francia. Megido sale del banquillo, se quita el chandal y al minuto mete el gol del empate. Debut, gol y clasificación."Luego de su etapa futbolística Alfredo volvió a Asturias, donde reside.


sábado, 1 de septiembre de 2018

Aquellos Boy Scout III

Llegadas las celebraciones de nuestro pueblo, esta organización juvenil siempre se sumaba a los actos desfilando y como miembros de la banda de cornetas y tambores que tanto lució en los 70's y 80's.

Tenían su cede cerca de la plaza de España y allí organizaban fiestas y rifas para financiar sus actividades, excursiones y demás, con aquel espíritu de colaboración y compañerismo. A veces, los vecinos se quejaban del jaleo, pero muchas otras hasta el propio cura D. José se daba una vuelta, ya que algunos eran sus propios monaguillos de entonces. Había otros clubs o pandillas, cosa muy de moda por la época, como "La Cajilla de mixtos" y se crearon grupos de música como "Los Clásicos" o en la cercana Palma del Río, "Los Jóvenes Lobos", sin dejar de lado los campanilleros y otros coros.

Pero centrándonos en los Boy Scouts os traigo unas fotos para añadirlas a nuestras anteriores entradas sobre ellos, donde podemos ver uno de esos desfiles como banda de cornetas y tambores y otra donde podemos ver bien la típica indumentaria. Amm... junto a ellos comenzaron entonces a desfilar un grupo de majorettes, muy populares entre las niñas de la época con sus coreografías mientras caminaban y sus malabares y piruetas con sus bastones.
Banda de cornetas y tambores desfilando con el atuendo de los boy Scout de Peñaflor por la calle Antonio Parias, hoy calle Juan Carlos I (Calle Largo). Mi padre porta la bandera abriendo el paso.
Lorenzo Sánchez Fernández a la izquierda y Lorenzo Parra Fernández, mi padre, a la derecha. En el centro Lucía García Villarino vestida de majorette mientras sujeta su emblemático bastón. Ellos camisa color caqui y pantalones azul marino acampanados (de moda en la época) y zapatos marrones. Pañuelo anudado al cuello y sujeto con un corcho, guantes blancos y boina negra.
Ella: sombrero (pluma roja), falda, calcetines y sandalias blancas y chaqueta roja. Capa roja con fondo blanco. Posiblemente estén, en ls 70's, en el arriate de la plaza de la Constitución.

Podéis recordar las entradas anteriores sobre Boy Scouts haciendo click sobre estos dos enlaces:

Los Boy Scouts de Peñaflor

Aquellos Boy Scouts

domingo, 26 de agosto de 2018

La azotea: Un lugar de reunión

Para las casa de pueblo andaluz, una azotea da un tremendo valor constructivo pues aporta poder aprovechar el sol, la luz y el viento. Por las noches de tórridos veranos, antes de la comodidad del aire acondicionado, era la solución a poder dormir e incluso sé de alguna historia de amor que se tuvo que vivir de azotea en azotea a mucha distancia, por aquello de la desaprobación de los padres, como los antiguos romances medievales.
Además de todo esto, las azoteas eran lugar de reunión de amigos, de largas charlas, bromas y lugar de planear nuevas aventuras, de barbacoas, y pequeñas piscinas de goma y mucho más.

Hoy os traigo dos fotos de principios de los 60's en la azotea de Severiano, en la calle San Pedro, aportadas por el matrimonio Manuel López Doblado y Toñi Vivas:
En esta gran foto están: Julio Muñoz conla botella, Dionisio, Rafalín Serrano y su primo, Sebastián "Severiano", Pedro Muñoz, Manuel López Doblado y Juan Sánchez Fernández (mi tío) junto a un muchacho más mayor que es el cuñado de Puri Doblado.

En esta otra distinguimos entre los niños a Rafalín Sarrano, Juan "el Mellizo", Mauel López Doblado, Dionisio, Pepe "el de la Fina", Sebastián (hermano de Dionisio) y el adulto es Joaquín Muñoz "El Bueno".

domingo, 19 de agosto de 2018

Recordando la revista de Feria de 1983


Hoy os traigo los ecos de aquel año 1983 (¡¡nada menos que hace 35 años!!) en los que ocurrieron muchas cosas que ahora pasos a relataros. Pero qué mejor para recordar que la revista de feria de aquel año. Me encanta pasar sus páginas con tantos datos (bodas, nacimientos...) y ver cómo pensábamos entonces. Os encantará volver a ver la publicidad de aquel año.

Este vídeo os ilustrará sobre aquella época con publicidad y una emblemática canción:

Corría el año 1983 cuando Peñaflor atravesaba los 80's cargado de novedades: Se estrenaba el nuevo edificio del Ayuntamiento y además Celti estaba a punto de ser escavado tras la expropiación de los terrenos de la Finca la Viña y Pared Blanca. También vio por primera vez nuestro pueblo la Escuela de Verano, que aquel año nacía en su primera edición. En lo deportivo el año anterior la U. D.Peñaflor incribía por primera vez de forma oficial a su categoría juvenil. Aquel año los quintos fueron: 
Arriba: Fernando Viñuela, Juan Antonio "de la Villita", Custodio Rodríguez y Juan Pedro Rodríguez.
Segunda fila por la izquierda Bueno, Vázquez, Vázquez 2, Curro Rodríguez, Desiderio Durán, David Álvarez, Juan Molero "El Pelao", Juan Rubio, Juan Manuel Carrasco y Antonio Serrano.
Tercera fila: (no corresponde a la quinta), Luis Ruiz "Santero", Manuel Cano, Pepe Navarro, Rómulo García, Paula, Salvador León, Francisco López, Anastasio, Manolo Gil y Dionisio García.
Abajo: Francisco Osuna, Pepe Cruz "Cachucho", Rafa Castro, Fran García Pozas, Andrés Galindo, Santiago Cruz, Daniel López y Manolo Segura.

La peor noticia era la enorme sequía que atravesábamos, apareciendo incluso en las portadas:


Además de este recorrido y para que os metáis un poco más en el papel de viajar en el tiempo a esa época os traigo una selección de música española ochentera. Espero que la disfrutéis:

Para terminar dejaros con el cartel y la revista de este año 2018, para que podamos recordar más adelante y puedan verlo los cucos y cucas que están fuera de nuestro pueblo:


domingo, 12 de agosto de 2018

Llegando la Feria de Peñaflor

"¡Ya huele a feria, que ole... ya huele a feria!" reza aquella populosa sevillana. Y es que para los peñaflorenses que viven aquí o vienen de fuera para estos días, es uno de los momentos más especiales, desde ir en romería hasta la ermita a pie, a caballo, en remolque, carro o incluso en coche, para traer a la Virgen de Villadiego de nuevo al pueblo. Ese día 14 los fuegos artificiales reciben a la Virgen y a los que la acompañan. El cerro de la Moncloa/ Pared Blanca se ilumina una y otra vez para lanzar distintos cohetes... y "la gran palmera", hasta el momento triste del letrero iluminado de Felices Fiestas con el que acaba el espectáculo pirotécnico. Luego se inaugura la Feria y el real y las casetas bullen durante esos 3 días 15, 16 y 17, paseos de caballos, concursos... antes también los galgos y el tiro al plato y muchas cosas más.
Antes también nos tirábamos el mes previo haciendo flores de papel y colocándolas en el remolque, haciendo maravillas con figuras de flores, vistas en  otras entradas anteriores sobre la romería.
Aquí os dejo algunas fotos que abarcan todos esos momentos de ilusión de la feria de Peñaflor, gracias a la colaboración de los recuerdos de Manuel López Doblado y Toñi Vivas y Manuel Genicio y Maria José Rivera. ¡Muchas gracias a todos!:
A veces, los adornos consistían en hojas de palmera, muy típicas. algo de bebida y muchas risas y cantes. Aquí, en una bonita estampa están el 14 de agosto de 1965 Pepe "El maestro de la Villa", Manuela Muñoz "Patrana", Juanito "Pirolto", Jose Maria Genicio y en primer plano el matrimonio protagonista Toñi Vivas y Manuel López Doblado.

Aquí otra estampa típica yendo a la romería, al fondo la vista de Peñaflor por la carretera de Sevilla, la niña mayor es Toñi Vivas.

Esta otra entrañable foto nos muestra el momento de la llegada al antiguo real de la feria, en la estación, donde estaban ya colocados los puestos de turrón y la tómbola. Al fondo se ve uno de ellos. En primer plano podemos ver al matrimonio de Manuel López Doblado y Toñi Vivas y cogida a la hija de Toñi la tiene el matrimonio formado por Ángeles Carranza y Carmelo Peligro.

Una estampa de nuestra historia y personajes entrañables de nuestra feria es la de los turroneros. Aquí junto a los municipales (de verde y con tirantes por entonces) Enrique Gómez y José Genicio "Patrana" está la familia de Cristóbal, su mujer Celia y su hijo Tobi (en la foto es aun un niño). Al fondo su colorido puesto de turrón, caramelos, anisitos, chufa, cocos....

Otra foto que muchos recordaréis es la de la barra de la caseta municipal de la antigua feria de la estación. Se ven los carteles de los cantantes de aquel año de nuestra feria y los que llevaban la caseta aquel año de los 60's junto a los municipales Enrique Gómez, Manuel Domínguez, José Genicio "Patrana" y Toribio López

Caundo íbamos de recogida, siempre pasábamos por el puesto de turrón con lo que nos había quedado y lo mejor es que de niños todos compartimos aquello de los padres de "¡hijo, mira en el puesto y el último día te llevas lo que más te guste!"

domingo, 5 de agosto de 2018

El Bar de Chico Minini: Las cosas de Chico

En el cruce entre las actuales calles Federico García Lórca y José Reina, las antiguas Calles Guerola/ Jose Antonio P. de R. y la calle Lópe, en lo que se le llamaba las callejas o "callejilla de los muertos", se asentaba el bar de Francisco Villarino y su mujer Rosario, el bar de "Chico Minini".
Aquí una estampa de Francisco Villarino Toribio, alias "Chico Minini". todo un caballero y muy querido por todo el pueblo... a él y a su familia. Es lo que tiene regentar un bar y hacerlo bien. En su salvoconducto de 1946 dice así: Edad 33 años (nació en 1913), profesión albañil, estado Casado, pelo castaño y ojos pardos,  con nariz aguileña. Se traslada con frecuencia a Sevilla, Córdoba y Valencia. Toda una descripción de un hombre genial.

Los veladores  y el propio bar estaba en el corral de lo que hoy es la casa del hijo de Sergio Carranza, luego del bar fue una carpinteria. Aunque los más jóvenes recordaréis más el bar de su hija y yerno Manolo García "Chupa-almejas" justo enfrente.
Aquí una estampa típica delos 60's en aquel cruce donde estaba el bar. Chico aparece agachado delante de su variada clientela.

Por aquel bar pasaba el público más variopinto por la fama de sus caracoles y de su cocina y tapas en general. Allí, en la esquina del mismo bar estaba colocada una de las fuentes de agua pública para abastecer al pueblo sin agua corriente y más de una vez los niños acababan mojando a la clientela sentada en las sillas del bar de Chico.
Pero una de las cosas que resaltaba del bar de chico es su carácter entrañable y siempre divertido, que nos ha dado algunas de las fotos más inverosímiles de cuantas no han llegado. He aquí una muestra para vuestro deleite.
Aquí salen en uno de esos fantásticos momentos de risas entre amigos en el propio bar en el que aparecen: Machío (El guardia), Pepe García "El Fontanero", Manolo Rodríguez "Ruana" (al que parece que habían vestido de monje con una servilleta y la tabla de cortar con una cruz o algo peor...) y Chico.
Estampa del bar de Chico adornado. Típica foto del bar de la época están: Manuel "Granaino", Lara, Manuel Castilla, Manoli Villarino al fondo, Pedro Lorilla, Antonio Carranza y Desiderio.

Allí en la puerta del bar con dos reconocidos personajes del Peñaflor de la época, La "Lola Mixtos" y Pedro "El Casero" de Almenara.

En el bar, con los guardias Benítez y Machio.

Tras la barra de la taberna de Chico con unos amigos: Sebastián "Gusano", "El mancebo", Chico en el centro, Toribio y Raimundo.

Aunque ya la pusimos, no me cano de verla: En la puerta del bar de Chico Minini, en el cruce de Federico G. Lorca con José Reina están: Francisco "Chico Minini" sujetando el rabo a la mula, Sebastián García (Padre) "Gusano" de pie sobre la mula junto a otro amigo haciendo el pino. Sujetando a la mula está Naranjo (Padre de Fernando Naranjo y abuelo de Javi el de la Cerveza) y agarrado al aparejo "Pachicha".

Francico Villarino y su galgo, gran afición de la población de entonces que aún se lleva a cabo pero en menor medida.

Antonio León "Cagilón" y Chico dentro de la barra del bar con su perrillo.

Aquí Chico un poco más mayor en la barra del bar con sus nietos Luci y Francisco.

Aquí Lucía con su primera bicicleta y su abuela al fondo. Se puede ver a lo lejos el cruce de las calles donde se situaba el bar.


domingo, 29 de julio de 2018

Reuniones de trabajo y amigos: buen ambiente asegurado

Se dice que un equipo es como una familia, ya sea en el trabajo o en el deporte, y es esta una premisa que se cumple en el 100% de los casos. Cuando las relaciones laborales se basan en la confianza y en la complicidad se consiguen grandes cosas. Eso podría decirse de estas fotos cedidas por nuestro amigo Manuel Genici oque os traigo hoy. Principios de los 90s, trabajadores del ayuntamiento reunidos en torno a un perol en lo que todos llamaban "Los Pantalones" por ser precisamente el local cedido para una empresa de confección de pantalones que dio trabajo a muchas mujeres. El mismo local que hoy usa el PER para guardar sus aperos y herramientas dentro de la Viña.
Cualquier escusa es buena para una reunión entre amigos y esta lo era, propiciando el buen ambiente en todos los sentidos. Aquí entre risas están: Curro Mantero, José Genicio "Patrana", Pepe Osuna "El Maestro de la Villa", Juan López Doblado "Jarapo", Juan Díaz "Melón", Juan García "de la Ramona", Fernando Cruz (futuro alcalde), debajo Manuel Delgado "Anchoa", mi padre Lorenzo Parra, sobre él Moisés Ruiz (alcalde de entonces), Moises Ruiz "el del agua" y Pepe Sánchez. 

En esta otra del mismo día Moisés Ruiz "el del agua", José Genicio "Patrana", Luis "El Campanero", Lorenzo Parra y otro hombre en torno a una pequeña mesa con preparativos.

También es buena escusa para pasar un buen rato el momento de celebrar algún logro, una jubilación o cualquier otro evento. Aquí en los 80's en lo que parece ser el interior del antiguo ayuntamiento (actual biblioteca).
Están en torno a una mesa: Toribio López (p. municipal), Pepe Carrera, Sebastián García, en el centro José Sánchez "Sargentillo" (que hacía siempre de cocinero en las reuniones), detrás con una gran rebanada hincada en una caña José Genicio "Patrana" (p. municipal), a su lado Pepe López, Manuel Domínguel (el alguacil y p. municipal), Ortensio García (antiguo operario de limpieza), Enrique Gómez (p. Municipal) y Pepe García (El fontanero). 

Siempre se recordarán con cariño aquellas reuniones que un día tuvimos, aquellas entrañables charlas alrededor de una buena mesa y sobre todo aquelas personas que ya no están entre nosotros, pero que están más presentes que nunca al recordarlos una vez más.