domingo, 28 de diciembre de 2014

Cazadores: Esa forma de vida

Una escopeta, la quincana, los perros... y al monte. Ese instinto que no se pierde en los pueblos. Ese olor inconfundible a jara y lentisco y sobre todo esa pasión genuina que es la caza.
Peñaflor es famoso por la caza menor de sus cotos dentro y fuera de nuestros alrededores, sobre todo la perdiz y el zorzal que vuelan por nuestros horizontes.
Nuestra cercanía con las estribaciones de Sierra Morena también nos proporcionan alguna que otra experiencia con la caza mayor del venado, el corzo y sobre todo el jabalí.Un importante exponente de esta caza de colmillos y cuernas es la vecina Sierra de Hornachuelos que en ocasiones ha coronado los record nacionales de trofeos cinegéticos.

Hasta ahora no nos habían llegado fotos de momentos de cacería, aunque estas merecen la pena:
 Alrededor del fuego, los cazadores comienzan y terminan la jornada en buen ambiente, cuando se reunen en una finca o coto de caza. A la izquierda, Juan Viñuela junto al vidon y al fondo Antonio Riejos "El Porrito". Dos grandes cazadores.
En el tejido social de Peñaflor disponemos de la Sociedad de Cazadores de Peñaflor.
En esta otra magnífica foto posan varios cazadores momentos antes de comenzar la jornada con sus escopetas a punto, colocándose las cananas junto a sus perros bien adiestrados. Aquí entre otros también están por la izquierda Juan Viñuela y Antonio Riejos "El Porrito", Luis, Jose María Gómez, Antonio Lopera....

No quería terminar la entrada sin citar al célebre Juan Cruz Rueda en uno de sus fandangos de cacería:

UNA ESCOPETA Y MI PERRO

Ahora siento en mi añoranza
mis tientos de cacería
ahora siento en mi añoranza
pero por desgracia mía
la vista ya no me alcanza
y he perdío la puntería.

Una escopeta y mi perro
es la gran afición mía,
una escopeta y mi perro
levantarme al ser el día
andar por valles y serros
en busca de cacería.

Esta entrada es homenaje a todos esos cazadores que ya no pueden salir al monte y para aquellos que ya no están como Antonio y Juan, que vivieron intensamente su pasión: la cacería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario