Otros idiomas/ Other languages

domingo, 21 de octubre de 2018

Qué fue de aquella Cruz

A veces, los detalles pasan desapercibidos y sin importancia hasta que el tiempo le da lustre y los recordamos o quizá echamos en falta demasiado tarde. Dice un sabio que no hay nada más querido que lo que se pierde. A esto podemos referirnos con piezas de nuestro patrimonio tanto material (monumentos, yacimientos arqueológico, cultural, arquitectónico) como no material (costumbres, canciones, tradiciones...).
Hoy os traigo un pedacito que quizá haya pasado totalmente desapercibido, pero este blog se creó, entre otras cosas, para que prevalezca esa "historia no escrita".
Antiguamente existían, y en algunos lugares aún hoy, en las salidas de los pueblos una señalización y muestra del fervor cristiano y de la fe religiosa: las cruces de humilladero. Algunas veces también en cruces de caminos, para alentar al caminante y al que entrara o saliese del pueblo.
La Cruz Humilladero de la estación, el día que volvió de Madrid el Torero Luis Segura Suero a la Finca de Malapié (término de Peñaflor), donde se crió de pequeño. A la derecha se pueden ver mujeres sacando agua con cántaros de la pila de agua municipal. La cruz presenta en su fuste una placa conmemorativa que explicamos más abajo en esta entrada.

Espectacular estampa de varias mujeres junto a la cruz humilladero, creemos que de la estación. Foto en la que aparecen las hermanas Celestina y Ana Carranza Carmona entre otras amigas a finales de los 50's.

Otra Cruz humilladero podía verse en la finca "la Adelfa" perteneciente a la familia Parias. Aquí están Manolo Linares, Antonio Peligro, Antonio Fernández, Antonio Benito Ostos (carpintero con Antonio Reina), Antonio Carmona, Elias Simón y Cristóbal Bajo el día 3 de mayo de 1959, "el día de la Cruz", cuando se hacían peregrinaciones y pequeñas romerías a los cortijos del término.

Mi tia Loli Fernández Danta (QEPD) junto a algunos de sus muchos sobrinos(Juan Sánchez Fernández, Balbina Sánchez, José Luis Parra y mi padre, Lorenzo Parra, en brazos. sentados en la cruz de la estación a principios de los 60s. al fondo se ve la recién construida por la época calle Andalucía. 


Parte del mapa del término de Peñaflor del 28 de febrero de 1628 donde se pueden apreciar muchos detalles, como la cruz de humilladero que señalo con la flecha, el molino donde hoy está la azuda, la ermita de la encarnación aislada del pueblo u otro dibujo más al oeste que se inscribe como San Sebastián que se correspondería con el antiguo hospital de la caridad.

Pero, ¿Qué finalidad tenían en realidad dichas cruces?
  • Señalizan vías y caminos. Principalmente avisan de la proximidad del pueblo. En tiempos de nieves en los que los caminos no se distinguen sirven de guías pues se ubican en todos los caminos que confluyen en el pueblo.
  • Delimitan términos municipales o linderos particulares.
  • Sugieren a los viandantes que recen una oración por el motivo religioso en él representado.
  • Advocan a las ánimas del Purgatorio o como lugar al que se va a pedir algún favor especial (lluvia, protección de las cosechas, alejamiento de plagas).
Para saber sobre su estructura acudimos a una imagen del autor "Ajzh2074" que muestra la estructura tipo de un pairón, peirón o pilón, según la descripción que hizo la profesora de la UNED Pilar Herranz Cortijo el 14 de julio de 2008

Otro dato curioso: 
Durante la guerra civil, este lugar de la estación fue testigo, el 10 de agosto de 1936 de una muerte sangrienta, a del requeté Antonio Moye Lazo en las idas y venidas de aquellos días de uno y otro bando entre Peñaflor y Palma del Río. Allí se colocó una placa con su nombre y en la parroquia aún yace bajo el púlpito una losa con estos datos. sus restos se trasladaron a su Jerez de la Frontera Natal. La Cruz que existía en este lugar fue desmantelada en los 80's y permanece colocada dentro de las dependencias del convento de las hermanas de la Cruz.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario