domingo, 22 de enero de 2012

De Primera Comunión

¡Qué trascendental en nuestras pequeñas vidas el día de la 1ª Comunión!
Ahora a los 10 años los niños dan ese paso en su vida cristiana, o visto de otra manera, sigue las tradiciones de sus padres en el ciclo de bautizo, comunión, confirmación, matrimonio y cese.
En los pueblos como el nuestro la fuerza de las creencias y tradiciones son más fuertes que en las grandes ciudades y el arraigo de estas costumbres tienen gran peso en sus habitantes.
Por otro lado, quedan atrás esos días de comuniones en que los niños eran tantos que no cabian en el altar o como en mi generación que se sucedieran todos los domingos del mes de mayo por el gran número de niños.
Hoy en día, no todos los niños hacen la 1ª Comunión y el número de nacimientos hacen que este acontecimiento se viva menos días y con menos niños cada vez.
Las edades han cambiado: la generación de mis padres hicieron la comunión con 6 o 7 años y nosotros con 10 años.
Cuenta mi abuelo que su 1ª Comunión fue casual, pues trabajaba como zagal en un cortijo, cuando el hijo del señor de las tierras hizo la comunión junto a otro familiar y el sacerdote desplazado hasta allí le dio la oportunidad de hacerla.
Las celebraciones, al igual que en las bodas actuales, ha cambiado por completo, casi equiparándose, pasando de un simple desayuno para los padres y el niño a toda una comida de gala con caros cubiertos, vestidos y sobre todo regalos.
Las niñas, como antes conservan la tradición de vestirse con sus pomposos trajes de “Princesa”, símbolo de pureza, aunque sin portar velo, y los niños llevan cada vez más ropa variada, aunque se conservan tradiciones como hacer la comunión de marinero o con traje de almirante.
Los estudios fotográficos harán el resto para el recuerdo y el bolsillo de los afanados padres.
Dos de estos ejemplos en estas fotos:

Año 1964. A la mesa del oportuno desayuno tras la ceremonia mi padre Lorenzo Parra Fernández feliz junto a sus padres Lorenzo Parra Moreno y Balbina Fernández Danta.

En esta foto de 1972 se recoge el día de la 1ª comunión entre otras de mi suegra Soledad Sepúlveda Sánchez. Me cuenta que solo están la mitad de las niñas que la hicieron aquel mismo día, y todos los niños, que eran fotografiados a parte.
En ellas están, de derecha a izquierda: Antonia Rodríguez Colorado, Encarni Tabales, Mercedes Serrano, Mamen Naranjo, Carmelita León, Isabel Bermúdez, Carmen Naranjo, Mª Carmen Sánchez, Manuela Triguero, Soledad Sepúlveda, Antonia Riejos, Antonia Martín, Norberta Gómez, Paqui Asensio, Belén Naranjo, Mª Carmen Selfa y Josefa Angulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario