lunes, 19 de marzo de 2012

LUGARES: PASEANDO POR LA HISTORIA

Cuando aparecen estas magníficas fotos de Peñaflor te hacen plantear lo que perdimos, lo que ganamos, lo que tenemos… pero sobre todo a mí personalmente me da añoranza de experimentar sensaciones como las correrías por las calles empedradas, beber de una fuente fresca cerca del castillo, saltar de piedra en piedra por el arroyo…
A pesar de lo “cómodo” que vivimos hoy, me gustaría oler aquellas fragantes macetas en las ventanas y volver a sentir ese sabor a pueblo que quizás haya despertado con estas fotos a más de uno que los recuerda.

Aquí tenemos la plaza de España, donde antiguamente se celebraba la tan esperada feria de agosto. Allí colocaban los tan nombrados “caballitos de Juan Pedro” entre las casetas.
En el lugar donde tantas fuentes han pasado vemos una gran palmera.


Paseando por el arroyo de las Moreras, antes de ser abovedado.


Un día paseando por el río. Al fondo podemos ver la Fábrica de Harinas aún intacta y el rio antes de cambiar su curso que movía la dínamo de aceña para dar luz a Peñaflor y la puebla de los Infantes. ¡Cuánto trabajo daba!


La familia Sepúlveda Sánchez: D. Juan Sepúlveda, Baltasar a la izquierda, Paco a la derecha y en el medio la pequeña Sole, sobre el puentecillo que había sobre el arroyo que cruzaba el llano, hoy abovedado bajo la carretera. Detrás se sitúa hoy el taller de “El Cansaillo”.


Mi madre, Juani Domínguez y Antonio García Sánchez en lo que hoy es la ubicación de Vegas de Almenara, antes el cortijo de “Las Teresas”.


Unas bonitas imágenes de la plaza Avenzoar, la Cruz de Morería, al fondo se ve nuestra iglesia y la entrada al Castillo. Una fuente de agua fresca presidía la plaza rodeada de cientos de flores.




El Convento San Luis del Monte, asentado en el casco antiguo de Peñaflor, pero arribado desde el Monte, su antigua ubicación.
Con el paso del tiempo ha sufrido bastantes cambios. Los últimos la forma de su tapia.


Casa Palacio y cuartel en la calle Larga, calle Largo, hoy Juan Carlos I.


Cementación del hierro en las minas. Proceso de producción.


El ferrocarril a su paso por Peñaflor. Supuso un gran avance y el impulso que generó un importante movimiento comercial, junto con la actividad de la Fábrica de Harinas y la actividad minera de “La Preciosa”. ¡Viajeros al tren….!


Plano de creación del poblado de colonos de La Vereda.


Esta foto merece ser considerada entre las mejores con las que me he topado. Corresponde a la construcción de la presa de Peñaflor. Concretamente la forja de las compuertas que regulan el caudal. Me cuentan que fueron hechas “a martillo y yunque” por los herreros de Peñaflor.


Tras este bonito vistazo a lugares emblemáticos de nuestro pueblo, seguro que recordáis muchos sitios singulares que el tiempo ha borrado, calles con otros nombres, gente que fueron y vinieron y sobre todo ese sabor o ese olor que recuerda un momento especial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario