viernes, 18 de mayo de 2012

Un bucólico paseo por La Fábrica

Corría 1878 cuando nacía, tras una magna obra desde 1870, la imponente fábrica de harina y yute que se puede observar desde el ferrocarril.
Hoy es solo un esqueleto de lo que fue, una bulliciosa industria con embarcadero propio del ferrocarril, a través del cual se transportaba la harina en sacos de yute que allí mismo se hilaban.
Aquella floreciente economía industrial se iría al traste cuando en 1924 se produjo un gran fuego que hizo imposible continuar con la actividad.

En la Familia Sánchez-Pastor fueron unos visionarios creando esta pequeña gran industria y sobre todo el imponente edificio que lo albergaba en este privilegiado enclave, al igual que la ciclópea construcción de la Aceña por todos conocida como "La suha" (una azuda o mecanismo común en la rivera del guadalquivir), aunque esta era algo diferente pues era desde donde, gracias a las aguas del guadalquivir, se movía la turbina generadora de electricidad para la fábrica y todo el pueblo de Peñaflor y Puebla de los Infantes. Con el cambio del curso del río, ésta dejó de ser útil.


En esta foto se pueden ver al fondo las copuertas cerradas y el mecanismo que las activaba. Además, quienes parecen ser los dueños de La Fábrica pasean a través del muro de contención del río, conducido hasta la aceña para producir electricidad.
Los mayores también cuentas que este dique también era aprovechado por los pescadores de albures, anguilas y esturiones que remontaban el limpio guadalquivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario